martes, 8 de septiembre de 2015

Para ponernos serios

El lunes 31 de agosto la empresa comunicó sintéticamente que por una cuestión de costos, el menú diario del comedor se vería afectado con la quita de la entrada.
Parecería un hecho menor, insignificante y hasta divertido si consideramos la versión oficial de una reducción de costos en el otorgamiento de la comida, a la cual todos tenemos derecho. 
Hoy en día nadie discute que este derecho forma parte de nuestro salario pese al esfuerzo de la dirección de la empresa de presentarlo como una concesión unilateral.
En muchas oportunidades aclaramos que el comedor fue un aumento salarial otorgado en especie en momentos en que resultaba imposible darlo en forma dineraria. De igual forma se consiguieron la prepaga y el cuartito.
Por que decimos divertido? Porque en momentos de situaciones preocupantes como son  los retiros voluntarios y las prejubilaciones, el sacar la entrada de la comida parecería un tema menor, casi un chiste.
Sin embargo, y poniéndonos serios, este hecho tiene otra lectura más ajustada a la realidad.
Si la empresa, con el argumento de sostener estos “beneficios sociales”,  empieza a modificar a la baja la calidad de los mismos, ¿no terminaría esfumándose lo conseguido en su oportunidad? Y acá volvemos a aclarar que no es un “beneficio social”, el comedor integra nuestro sueldo.
Si aceptamos esta imposición unilateral, cada vez que aumenten los costos y el tercero que brinda el servicio pida aumento por el servicio que brinda, ¿qué otra reducción impondrá la empresa? ¿el postre? Y en seguidas oportunidades… las ensaladas, opciones de platos… hasta desaparecer.
Si la empresa hoy paga , para poner un ejemplo, $100 pesos per capita y dentro de un año pretende pagar lo mismo, desconociendo los aumentos de costos interanuales, absorbiendo dichos aumentos con la merma de la calidad del servicio de comedor ¿no estaría reduciendo el salario final del trabajador ?
¿Y que impediría, de aceptarse esta practica, que este sistema se aplicase a otros beneficios ?
Compañeros, es momento de ponernos serios y ver mas allá de lo que hoy parece menor o intrascendente.
Defendamos lo que es nuestro por derecho, dejar pasar esta prepoteada de la empresa puede significar mayores perjuicios en el futuro.
Mejor temprano que tarde.

COMEDOR ES SALARIO


1 comentario:

  1. y que paso con esto? seguimos sin la entrada....

    ResponderEliminar